domingo, 3 de agosto de 2008

LA LEYENDA DE SAVITRI

Segunda entrega...


Conforme escalaban la montaña, Savitri se puso cada vez mas ansiosa porque Ramana no le prestaba atención. El abandono el sendero, se interno en una barranca y se perdió de vista. Savitri se esforzó por alcanzarlo y llego al margen de un arroyo donde encontró sentado al monje. El saco su flauta de carrizo que llevaba atada a su capa azafranada, y comenzo a tocar.

-Mi música no te hace sonreír- le dijo al notar la mirada ansiosa de Savitri. Ella solo podia pensar en el Señor de la Muerte, que la aguardaba en casa.

-Que pasaría si yo pudiera enseñarte la cura contra la muerte?-le pregunto Ramana a Savitri. Ella estaba perpleja.

-Estoy segura de que todos morimos.

-Entonces crees en los rumores. Que pasaría si te dijera que nunca has sido feliz? Me creerías?

-Desde luego que no. Yo era feliz esta mañana, antes de que todos estos problemas empezaran- dijo Savitri. Ramana asintió con la cabeza.

-Todos recordamos cuando eramos felices, y nadie puede convencernos de que ese conocimiento es falso. Así que dejame formular otra pregunta: puedes recordar no estar viva?

-No- dijo Savitri, dudosa.

-Intentalo una vez mas. Recuerda cuando eras muy, muy pequeña. Trata tanto como te sea posible recordar NO estar viva. Eso es muy importante Savitri.

-Muy bien.

Savitri lo intento, pero no tenia recuerdos de no estar viva.

-Quizá no puedas recordar no estar viva porque siempre lo has estado- dijo Ramana. El monje señalo hacia una langosta que se aferraba a una rama libre su cabeza-Si ves a una langosta emerger de la tierra después de dormir 7 años, acaso significa eso que estaba muerta antes?

Savitri negó con la cabeza.

-Sin embargo, la única razón por la que crees que naciste es que tus padres te vieron salir del vientre de tu madre. Ellos creyeron presenciar en momento en que tu comenzaste a existir, así que difundieron el rumor de que habías nacido.

Savitri estaba asombrada ante esta forma de pensar. Ramana se volvió insistente.

Mira este arroyo. Todo lo que puedes ver es un pequeño tramo pero, podrías decir que sabes donde comienza y donde termina? Prestame atencion, Savitri. Tu aceptas la muerte porque aceptas el nacimiento. Ambos deben complementarse. Olvida esos rumores de que naciste alguna vez. Esa es la única cura contra la muerte.

Ramana se puso de pie y guardo su flauta bajo su capa. Estaba listo para marcharse.

-Me crees?

-Quiero ceerte, pero todavía tengo miedo- admitió Savitri.

-Entonces continuaremos.

Ramana comenzo a alejarse y Savitri lo siguió, tratando de entender lo que le había dicho. Le parecía irrefutable que si ella nunca había nacido, nunca podría morir. Era verdad?

Ramana interrumpió sus pensamientos:

-No podemos basar la realidad en aquello que no recordamos, solo en aquello que podemos recordar. Todos recordamos ser; nadie recuerda no ser.

Después de un momento, ella toco gentilmente su brazo.

-Toca un poco de música para mi, por favor. Deseo recordar haber sido feliz.

...

1 comentario:

Mr Bonkei dijo...

Sigue adelante,que con cada relato estas entregando una enseñanza.
El Sensei.