sábado, 19 de enero de 2008

Por ultimo...


Retomando, a Bodhidharma, se le atribuye un texto que sintetiza de algún modo el espíritu del ZEN:

"Una transmisión mas allá de toda enseñanza;

no se apoya en palabras ni en letras escritas.

Apunta directamente al centro del corazón humano,

y percibiendo su propia naturaleza lo transforma en Buda."

Y esta transmisión se efectúa precisamente de corazón a corazón. El método pasa por la experiencia del momento, porque este momento es el mejor, las cosas SON lo que parecen ser, y la mirada adquiere mas bien la frescura y la franqueza de un niño, que la sabiondez rutinaria de un adulto. Para que esto sea posible, nuestra mirada mental, llena de preconceptos y descripciones debe ser trascendida y de ahí que el discípulo sea sometido constantemente a lo que llamaríamos una paradoja a través del KOAN y el MONDO. El KOAN no es una verdad, un acertijo ni una simple paradoja para sacudir la mente, sino un sistema generado durante siglos, para ayudar al discípulo a comprender la realidad ultima. El MONDO es un dialogo entre maestros o entre discípulo y maestro.

La idea aquí es brindar un sabor de la manera en que el Zen ve al mundo, pero es necesario darle un tiempo a las palabras para que puedan trabajar dentro de nosotros. Algunos aforismos pueden resultar desconcertantes, otros simplemente abrir una puerta a la belleza, y aun otros pueden acercarnos a mirar nuestra realidad cotidiana, como el mas preciado regalo que se nos haya dado, permitiendo aunque sea por un instante la aceptacion de toda diferencia y la reconciliacion con todo lo que existe...

1 comentario:

Mr Bonkei dijo...

Muy buen comentario,sigue asi.
Un abrazo