sábado, 19 de julio de 2008

El Hinduismo (4)


Creo que en esta ultima parte, lo mas interesante, lo mas facil de comprender, el resumen de todo...en las proximas entradas, nos sumergimos en la historia de Krishna.


En la visión hindú de la naturaleza, por lo tanto, todas las formas son relativas, fluidas, el siempre cambiante maya, conjurado por el gran mago de la divina obra teatral. El mundo de maya cambia continuamente pues el divino lila es una obra rítmica y dinámica. La fuerza dinámica de la obra es karma, otro concepto importante del pensamiento hindú. Karma significa “acción”. Es un principio activo de la obra, la acción total del universo, donde todo está dinámicamente conectado con todo el resto. “Karma es la fuerza de la creación, de la cual todas las formas obtienen su vida”.
El significado de karma, como el de maya, ha sido bajada desde su nivel cósmico original al nivel humano, donde ha adquirido un sentido psicológico. Mientras nuestra visión del mundo sea fragmentada, mientras estemos bajo el conjuro de maya y pensamos que estamos separados de nuestro ambiente y que podemos actuar independientemente, estamos atados por karma. Liberarse de las ataduras de karma significa darse cuenta de la unidad y armonía de toda la naturaleza, incluyendo al humano, y actuar de acuerdo a esto.
"Toda acción sucede en el tiempo por la interrelación de las fuerzas de la naturaleza, pero el hombre perdido en su engaño egoísta piensa que él mismo es el actor.
Pero el hombre que conoce la relación entre las fuerzas de la naturaleza y acciones, ve como algunas fuerzas de la naturaleza trabajan sobre otras fuerzas de la naturaleza, y por ello deja de ser su esclavo."

2 comentarios:

Mr Bonkei dijo...

Veo con sumo agrado que has retomado la senda de compartir tus conocimientos con los demas.
Un abrazo, y recuerda que el sendero del exito o del fracaso,está dentro de nosotros mismos, solo tenemos que saber buscar el verdadero camino .
Tu sensei .

Paco Achaval dijo...

Gracias Reina por desasnarme!. Pensar que fuimos educados, con el pensamiento occidental: "cada hombre es artífice de su propio destino"; así nos va!.